Estela Belleza

Noticias

Avances en cosmética y tratamientos para después del verano

estela1

Avances en cosmética y tratamientos para después del verano

A continuación reproducimos el reportaje en El Comercio, aparecido el 18 de septiembre de 2010:

Hablamos una vez más, a la vuelta del verano, con María Estela de Abajo, del centro “ESTELA”. María Estela esteticista y fisioterapeuta especializada en fisioterapia estética, así que nadie mejor que ella para descubrirnos los tratamientos más indicados para recuperar la piel tras el verano, y especialmente los avances en cosmética.

Parece imposible que se siga avanzando el cosmética, ¿qué novedades hay?

Sí, es increíble la evolución que está teniendo este sector. Ahora estamos trabajando con una nueva línea de productos, que nos tiene conquistadas, y que ademas de ser compatible con nuestros tratamientos, mejora los resultados. Después de pasar el verano probando esta marca, nueva en España, por fin hemos logrado, de forma exclusiva, su distribución en Gijón.

Hoy en día todavía hay gente que se pregunta si sirven para algo las cremas. ¿Qué opinas?

Cada día que paso en el Centro me quedo más sorprendida de los resultados que pueden lograrse con la cosmética actualmente. Los cambios en la piel son sorprendentes, eso nosotros ya lo teníamos clarísimo, sobre todo en el caso de las pieles grasas o con acné. Pero lo realmente novedoso es el efecto de las cremas, sueros y mascarillas sobre el envejecimiento, arrugas, flacidez… y esto se debe a que poseen una concentración de principios activos superiores a los que ofrecen otras marcas del mercado. Están pensado para curar afecciones de la piel y tienen propiedades preventivas, curativas y estabilizadoras que han sido demostradas.

¿En qué debemos fijarnos para comprar productos de belleza?

Aunque parezca increíble el envase, el olor, la presentación, el color o el precio elevado de los cosméticos es lo que convence a muchas personas a la hora de comprar los cosméticos. Yo pienso que deberían preocuparnos otras cosas, su efectividad ante todo, porque lo realmente importante es el trabajo que hacen en nuestra piel.

Sí… pero ¿cómo sabemos todo eso?

Eso es tarea nuestra, siempre deberíamos dejar que el profesional decida qué necesita nuestra piel, y que haga un seguimiento por si en algún momento hay que hacer variaciones. Porque de qué nos sirve una caja bonita o un olor perfumado… pues en el mejor de los casos para encarecer el producto, pero en el peor para provocar un efecto no deseado en nuestra piel.

¿Qué efectos tienen estos nuevos cosméticos que habéis incorporado?

“El efecto de estos productos es una mezcla de peeling, mesoterapia y ácido hialurónico”, en palabras textuales de Paloma Cohen, que es la bioquímica responsable de la firma Matriskin. Lo más llamativo son los efectos sobre arrugas, flacidez, marcas de acné y manchas.

Hay que acompañarlo de algún tratamiento?

Depende de donde uno quiera llegar, y de lo que esté dispuesto a invertir en sí mismo. Pero lo que está claro es que el tratamiento en casa es el primer paso, y el más importante. Es una pena que no se le de la importancia que tiene. En cuestión de envejecimiento lo ideal es acompañarlo de láseres, luz pulsada, radiofrecuencia o de otros tratamientos médicos como rellenos o Vistabel, nombre comercial del bótox para uso estético.

¿Cuáles son los tratamientos más adecuados para después del verano?

Existen tratamientos específicos para recuperar la piel de las agresiones solares. Lo mejor, en cualquier caso es analizar las condiciones personales de cada piel, para poder darle todo lo que necesite. Pero no cabe duda que tras el verano, el aspecto de nuestra piel, bronceada y descansada, vuelve a su estado anterior y pueden aparecer, o acentuarse, pequeñas arruguitas y manchas provocadas por la exposición solar.

¿Podrías explicarnos alguno de estos tratamientos?

Sí, un buen ejemplo es la cura post-solar Matriskin, que la persona puede hacerse en su casa. Produce un espectacular efecto regenerador de la epidermis en todas sus capas y al mismo tiempo actúa sobre las lesiones cutáneas producidas por el sol, que no se ven a simple vista, pero que pueden agravarse y acelerar el proceso de envejecimiento de nuestra piel si no las tratamos a tiempo.

¿Alguna recomendación final?

Sí, simplemente recordar que el otoño es la época ideal para los tratamientos de depilación con láser y/o luz pulsada. Por eso es importante iniciarlos en cuanto uno sepa que ya no va a exponerse al sol, para garantizar que de tiempo a realizar el número de sesiones necesarias para pasar el próximo verano sin esos pelitos que tanta lata nos dan.

Escrito por:
Archivado en: Belleza, Cosmética, Verano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *